domingo, mayo 20, 2007

¿Cómo se constituye una Cooperativa?

El proceso organizativo de una cooperativa comienza cuando existe un grupo de personas que conciente de sus necesidades comunes se plantean la posibilidad de resolverlas mediante una forma legal y ordenada.

Este grupo de personas debe establecer claramente los objetivos a cumplir, es decir analizar,

¿Qué se quiere hacer?, ¿Cómo lo van a hacer?, ¿Quiénes lo van a hacer?, etc. y a través de las respuestas a estos interrogantes irán definiendo el tipo de cooperativa a formar, el objeto social, etc.

Cantidad mínima de personas para formar una Cooperativa = 10 (Artículo 2°, Inciso 5º, Ley 20.337)

Excepción para Cooperativas de Provisión de Servicios Rurales y de Trabajo = 6
(Resoluciones 302 y 324 -ex INAC)

El acto fundacional de una Cooperativa es la ASAMBLEA CONSTITUTIVA en donde todos los asociados fundadores deciden cuestiones como: (Artículo 7° -Ley 20.337)

Elección de una Mesa Directiva para la Asamblea.
Informe de los iniciadores.

Proyecto de Estatuto:
El Estatuto debe contener, sin perjuicio de otras disposiciones: (Artículo 8° -Ley 20.337)
1°.- La denominación y el domicilio
2°.- La designación precisa del objeto social
3°.- El valor de las cuotas sociales y el derecho de ingreso si lo hubiera, expresado en moneda argentina
4°.- La organización de la administración y la fiscalización y el régimen de las asambleas
5°.- Las reglas para distribuir los excedentes y soportar las pérdidas
6°.- Las condiciones de ingreso, retiro y exclusión de los asociados
7°.- Las cláusulas necesarias para establecer los derechos y obligaciones de los asociados
8°.- Las cláusulas atinentes a la disolución y liquidación

Designación de Síndico
La presentación ante el I.N.A.E.S. del Acta de la Asamblea Constitutiva se debe realizar siguiendo los lineamientos establecidos por la Resolución Nº 974/93 – ex INACea cooperativa

Asamblea
La Asamblea es el órgano superior y soberano de la cooperativa, a través de la cual los asociados expresan su voluntad. En ella todos los asociados participan en un pie de igualdad con 1 voto por persona.

Existen dos tipos de Asambleas:
1.- Ordinarias
Se realizan una vez al año dentro de los 4 meses siguientes a la fecha de cierre del ejercicio.

Se considera:
El ejercicio anual de la entidad.
Distribución de Excedentes.
Elección de Consejeros Titulares y Suplentes y Síndicos si coinciden con el término de sus Mandatos.
Otros asuntos incluidos en el Orden del Día.

2.- Extraordinarias
Tendrán lugar toda vez que lo disponga el Consejo de
Administración, el Síndico o por el 10 % como mínimo del
Total de los asociados.

Se considera:
Los asuntos que por su índole no pueden ser considerados en la Asamblea Ordinaria.

Consejo de Administración
El órgano elegido por la Asamblea para administrar y dirigir las operaciones sociales y realizar todas las funciones que no están reservadas para la Asamblea.

Los consejeros deben ser asociados y no menos de tres (Artículo 63° - Ley 20.337). Es un órgano colegiado y de carácter permanente. La duración en el cargo no puede exceder de 3 ejercicios, pudiendo ser reelectos, salvo disposición expresa del estatuto en contrario.
Debe reunirse por lo menos 1 vez al mes y los temas tratados deben constar en el Libro de Actas de Reuniones del Consejo de Administración.Capítulo VII - Ley 20.337

Construir el desarrollo a través de la economía solidaria
La actividad cooperativista involucra el resurgir de un nuevo estilo de organización productiva, que centra la concepción de desarrollo en la preeminencia de la gente sobre las mercancías. Visto de esta manera, es imprescindible comprender que el desarrollo no comienza con las mercancías, sino con la gente, su educación, organización, disciplina y creatividad.
Expresión de la conciencia colectiva
Como consecuencia de la implementación de estos innovadores procesos, se genera un impacto más que positivo sobre el desempleo y la pobreza. En síntesis, las cooperativas favorecen el desarrollo económico sostenible, compartido y verdaderamente humano, permiten que se corrijan las desigualdades que nos aquejan y, además, que se definan las responsabilidades compartidas que nos toca asumir en este proceso.

En fin, tenemos ante nosotros la posibilidad de crear nuevas relaciones de producción y de trabajo, a través de la experiencia cooperativista. Entendiendo, además, que estamos ante un campo flexible, que se adapta a los diferentes procesos y propuestas. La experiencia es diversa.

Por ejemplo, una de las cooperativas más antiguas de América del Sur la encontramos en Argentina: "El Progreso
Agrícola de Pigüé Cooperativa de Seguros Ltda.", fue fundada en 1898 por un grupo de agricultores, que se unieron buscando optimizar los resultados de la labor agraria de su comunidad. Hoy en día, esta cooperativa aún existe, y demuestra que el esfuerzo pionero de aquella época sigue siendo un ejemplo vigente de una cooperativa exitosa. Más recientemente, podemos hablar del crack económico argentino, la quiebra y cierre de miles de empresas y la decisión de los trabajadores de asociarse en cooperativas, para reabrirlas y hacerlas funcionar.

En Venezuela, también contamos con numerosas experiencias cooperativistas, que funcionan en el mercado con una trayectoria que demuestra la excelente labor que se Cooperativismo puede hacer con los criterios éticos y solidarios que las caracterizan.